jueves, 14 de noviembre de 2013

El buen tiempo compartido

Cada día nos brinda la oportunidad de pasar gratos momentos; algunos de ellos con el tiempo se convertirán en hermosos recuerdos.
Los asociaremos con instantes, en los que fuimos plenamente felices.
Al analizar las cuestiones fundamentales que generaron este bienestar que recordamos, nos daremos cuenta que no interesa tanto donde estábamos  sino como nos sentíamos interiormente,influía seguramente la presencia de amigos, familiares o seres que amábamos y nuestra actitud positiva ante los demás era de vital importancia.

Cada día tenemos que buscar recuperar nuestra inocencia, volver a reír  como cuando eramos niños.
Si lo logramos, la vida para nosotros recuperara parte de su esplendor.

(Este material forma parte del nuevo libro que esta escribiendo Néstor O Salgado y que se llamara "Semillas para el Alma"

4 comentarios:

  1. No hay que dejar escapar la inocencia del niño que llevamos dentro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Maqda; ese niño interior conserva nuestra pureza y calidez humana, abrazo

      Eliminar
  2. El asombro, la sorpresa, las risas, el porque de las cosas simples, ensuciarse las manos, correr un poco, mirar con ternura, escuchar con avidez, preguntar con inocencia... actos maravillosos que nos ayudan a vivir una vida diferente!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que lindo mensaje Lilus o Lili, me encanto, abrazo

      Eliminar